Cáncer de ovarios: una enfermedad que se detecta cuando ya es demasiado tarde

cancer de ovarios

El cáncer en los ovarios nace en cualquier parte de este órgano femenino. Por lo general este tipo de cáncer no produce síntomas, por lo que, en su mayoría, se detecta cuando está en una etapa avanzada. Sin embargo, si es detectado en su etapa inicial el pronóstico es más favorable.

Esta enfermedad se produce cuando las células normales de los ovarios comienzan a cambiar y a proliferar sin control alguno, formando masas llamadas tumores, que pueden ser benignos, o malignos, es decir cancerosos.

os tumores no cancerosos se pueden tratar a través de la extirpación total o parcial del ovario, mientras que los tumores cancerosos deben ser tratados medicamente, a través de métodos químicos indicados por un médico oncológico o ginecológico.

El cáncer de ovarios se divide en varios tipos, sin embargo, el más común es el epitelial, que se desarrolla en la superficie del ovario y representa un 80 por ciento de los tumores en este órgano.

La doctora oncológica, Cristina García Sebastián, indicó a través de un estudio que esta variante del cáncer de ovario no es común en mujeres menores de 40 años de edad, generalmente se presenta después de la menopausia.

En 50 por ciento de los casos, las mujeres que contraen esta enfermedad tienen más de 60 años de edad, en cambio, los tumores germinales de ovario aparecen mayormente en mujeres más jóvenes.

Síntomas del cáncer ovárico

A pesar de ser una enfermedad que se cree no genera síntomas, hay ciertas dolencias que aparecen en la mujer cuando padece esta enfermedad que suelen asociarse a otros malestares.

  • Hinchazón o dolor en el área abdominal.
  • Saciedad temprana, cuando siente dificultad para comer o se llena muy rápido.
  • Dolor en la pelvis o el abdomen bajo.
  • Pesadez en el cuerpo.
  • Anomalía en el ciclo menstrual.
  • Falta de apetito.
  • Estreñimiento, indigestión, gases, náuseas o vómitos.
  • Sangrado vaginal entre periodos.
  • Crecimiento excesivo del bello, ésta también es más áspero.
  • Ganas de orinar repentinamente.

Cuando se diagnóstica el cáncer de ovario, es porque a menudo éste se ha diseminado más allá esta área. Si usted presenta estos síntomas a diario por varias semanas consecutivas, es recomendable que acuda a un médico.

¿El cáncer de ovarios es inminentemente mortal?

La mortalidad de esta enfermedad depende completamente de la etapa en la que sea detectado el cáncer. En etapas tempranas hay un 92 por ciento de posibilidades que la paciente sobreviva.

Mientras que si se detecta de manera tardía solo el 45 por ciento de los casos tiene posibilidades de sobrevivir. Sin embargo, solo el 15 por ciento de los casos son detectados en su etapa inicial.

Hay factores de riesgo que se pueden evitar, tal como el uso de algunos medicamentos para la fertilidad, la obesidad, no haber tenido hijos o haberlos tenido después de los 35 años de edad.

Mientras que existen otros factores que no pueden ser evitados como los genéticos, antecedentes familiares con alguna enfermedad cancerígena, alteraciones heredadas, entre otros.

Por la falta de síntomas evidentes es importante que las mujeres, sobre todo si están en edad riesgosa, se realicen exámenes periódicos, algunos de estos como las exploraciones pélvicas, ecos intravaginales, citologías, o tactos vaginales, son indicadores efectivos para la detección y prevención de este u otros tipos de cáncer ginecológicos.

Si a la mujer le detectan éste cáncer existen varias alternativas para su tratamiento, que dependerán de lo agresivo del mismo y de la etapa en la que se encuentra.

  • Cirugía: Es el procedimiento más utilizado para tratar esta enfermedad, este método puede ser aplicado en todas las fases del cáncer. En estados iniciales o tempranos puede ser el único tratamiento. Con la cirugía se puede extirpar ambos ovarios, las trompas de Falopio, el útero completo y otras partes en el abdomen y pelvis.
  • Quimioterapia: Se utiliza generalmente luego de una cirugía, para tratar cualquier remanencia del cáncer. También es usado cuando este aparece nuevamente.
  • Radioterapia: Es rara vez utilizada para tratar este tipo de cáncer, sin embargo es una opción para intentar eliminar esta enfermedad.

Como mencionamos anteriormente, rara vez se diagnostica este cáncer en etapas iniciales, por lo que tres de cada cuatro mujeres sobreviven un año después del diagnóstico.

Luego de cinco años de haber sido diagnosticadas, cerca de la mitad de las mujeres logran sobrevivir. Pero, si la enfermedad fue detectada en una etapa inicial, la expectativa de sobrevivencia es más alta.

Aunque son recomendadas ciertas pruebas periódicas simples, como ecografía de pelvis, exámenes de sangre, o el examen de CA-125 en la sangre, no se ha demostrado que éstas sean eficaces en la detección del cáncer de ovarios, por lo que es aconsejable realizar pruebas más específicas en caso de sospecha de la enfermedad.

Acuda al médico, padecer de una enfermedad, y más si se trata de un cáncer, no debe ser motivo de vergüenza para nadie. Si es necesario acuda a grupos de apoyo o busque asistencia psicológica, pero no deje de buscar solución a posibles problemas de salud.